búsqueda

  • La montaña. Apuntes
    Los apuntes originales del maestro de la arquitectura montañesa

PVP: 15.000€
Autor: Rucabado, Leonardo
Fecha: Circa 1909
Tamaño: 455 x 370 mm.
Encuadernación: Pergaminod

Leonardo Rucabado nació en Castro Urdiales, Cantabria, en 1875. Se educó y estudió el bachillerato en Santander y Bilbao. Se trasladó a Barcelona para estudiar la carrera de Arquitectura entre los años 1891 y 1900. En 1905 obtuvo también el título de Ingeniero Industrial, de cuya escuela fue profesor hasta su muerte debido a la gripe «española».

Rucabado fue una figura clave del movimiento arquitectónico regionalista en general y la arquitectura cántabra en particular, que surgió en torno a la crisis del 98, la obra de Rucabado es especialmente interesante por la originalidad de su riguroso, a la vez que exuberante, historicismo.

A lo largo de su trayectoria profesional practicó inicialmente el eclecticismo, luego conectó con las corrientes modernistas del VIII Congreso Internacional de Arquitectos (1908), y fue en su última etapa cuando desarrolló su personal visión regionalista como antítesis de la influencia extranjera en la arquitectura española.

El presente álbum está compuesto por 22 hojas que contienen 120 dibujos originales, 15 fotograbados y una litografía que recogen cerca de 200 apuntes históricos sobre la realidad arquitectónica cántabra de los siglos XIII al XV. Fueron realizados por la mano de Rucabado y en ellos podemos contemplar un repertorio de la arquitectura medieval de Santander, con sus estructuras externas e internas (torreones, ventanales, columnas, techumbres, balconadas, etc…)

Asimismo el álbum contiene otra muestra de la arquitectura renacentista palaciega y rural de Cantabria desde los siglos XVI al XIX, donde renuevo nos encontramos con un repertorio de construcciones nobiliarias, religiosas y rurales junto con sus elementos decorativos (ventanales, puertas, veletas, llamadores, mobiliario interno, chimeneas, etc…)

Es evidente que Recabado se sirvió de este repertorio como punto de partida para el desarrollo de su estilo arquitectónico montañés. El álbum cierra con el proyecto que realizó para el Pabellón Montañés en la Exposición de Sevilla de 1929. En la contrataba de este álbum encontramos cierta correspondencia dirigida a este arquitecto cántabro.

El álbum está encuadernado en pergamino con la tapa superior decorada con dibujos caligráficos y un bello collage heráldico sobre papel pegado en la misma. Además, la tapa presenta un sello de lacre con las iniciales del arquitecto con su correspondiente cordón de seda.